LIFE Humedales de La Mancha (proyecto finalizado)

Restauración de albardinales y estepas salinas

Cigüeña blanca (Ciconia ciconia)Cigüeña blanca (Ciconia ciconia), la cigüeña blanca es con seguridad el ave más querida y conocida por el hombre, muy ligada a sus tradiciones, la más conocida es la llegada del final del invierno, lo cual se ha convertido en centro de refranes populares como por ejemplo: “Por San Blas, la cigüeña verás y si no la vieres, año de nieves”.

Descripción

La cigüeña blanca, cuyo nombre en latín es el de Ciconia ciconia, es una de las aves más conocidas por el hombre.Todas las cigüeñas del mundo pertenecen a la familia de las Ciconiidae, integradas en el orden de los Ciconiformes. Esta familia de aves está compuesta por 19 especies. La mayor parte de ellas viven asociadas a diversos tipos zonas húmedas, y algunas, las menos, a zonas de praderas, matorrales o bosques, pero siempre próximas a zonas con agua.

Cigüeña blanca (Ciconia ciconia)Se trata de un ave inconfundible, zancuda de gran tamaño, con unos 100-110 cm de altura y 195-215 cm de envergadura, siendo ligeramente mayor el macho que la hembra. Como el resto de las zancudas posee cuello, patas y pico largos.

El plumaje en ambos sexos es blanco, contrastando fuertemente con el negro de las alas. El pico y las patas son de un rojo intenso, salvo en los pollos y jóvenes cuando el pico es negro, tornando a pardo antes de adquirir el aspecto de adulto al año de nacimiento.

El sonido más característico que producen las cigüeñas es el llamado crotoreo o “majar el ajo”, el cual producen entrechocando las dos partes del pico y es realizado durante la parada nupcial y como saludo entre los adultos cuando se encuentran en el nido.

Distribución

La cigüeña blanca es una especie paleártica que  ocupa desde el norte de África hasta el este de Asia. Sus  principales efectivos se localizan en la Península Ibérica y en Europa oriental (Polonia y algunas ex-Repúblicas soviéticas), con algunas poblaciones menores en Centroeuropea (Francia,  Alemania, Suiza). La población europea se estima en unas 180.000 – 220.000 parejas.

En España se distribuye principalmente por el oeste peninsular y el valle del Ebro. Es muy escasa o está ausente en la cornisa cantábrica, en la atlántica y en el litoral mediterráneo, aunque algunas zonas de Cataluña cuentan con pequeños núcleos reproductores propiciados por varios proyectos de reintroducción. En 2004, durante el VI Censo Internacional de cigüeña blanca, se censaron 33.217 parejas reproductoras, record histórico, confirmándose la tendencia al alza que viene produciéndose desde el año 1984, año en el que después de un progresivo descenso se produjo el mínimo histórico. Las mayores poblaciones las encontramos en Castilla y León y Extremadura, albergando entre ambas comunidades el 69,87% de la población.

En Castilla La Mancha su población ha experimentado un aumento progresivo en los últimos años, alcanzando en la actualidad las 2.300 parejas reproductoras.Se distribuye principalmente por la parte más occidental y es más escasa en dirección este hasta desaparecer de amplias áreas de la parte oriental. Se centra básicamente en Ciudad Real y Toledo y estas dos provincias comprenden el 98% de las parejas nidificantes, mientras que el 2% restante se encuentra en Guadalajara.

Ecología

Cigüeña blanca (Ciconia ciconia)La cigüeña blanca está presente en una gran variedad de medios, aprovechando numerosos hábitat, tanto naturales, como modificados por el hombre. Dentro de ellos los más utilizados son las zonas de cultivo y pastoreo poco intensivo, preferentemente en las vegas de los ríos, y las zonas húmedas de escasa profundidad.

Es una especie oportunista, aprovechando el alimento más abundante de cada zona y de cada momento. Su alimentación abarca invertebrados, micromamíferos, reptiles, anfibios y peces dentro de la alimentación natural, algo que ha variado sustancialmente en algunas zonas, al incluir dentro de su dieta una gran proporción de desperdicios de origen humano que encuentra en los vertederos. Este “descubrimiento” de una fuente de alimento prácticamente inagotable ha contribuido enormemente al rápido crecimiento de las poblaciones de cigüeña blanca.

Cigüeña blanca (Ciconia ciconia)La cigüeña blanca no alcanza la edad reproductora hasta los cuatro años de edad, pudiendo reproducirse hasta los veinte años aproximadamente. Durante todo este tiempo las cigüeñas suelen mantener la misma pareja, salvo muerte de una de ellas. El ciclo reproductor comienza a finales del invierno con el cortejo o parada nupcial, la  reparación del viejo nido o la construcción de uno nuevo (si es su primer nido o el viejo ya no está disponible) y la cópula, completándose a principios del verano con el vuelo de los pollos. Los nidos se ubican en muy distintos lugares, como construcciones, postes artificiales, torres de tendido eléctrico, árboles, etc. La puesta varía entre tres a cinco huevos, que incuba durante 29-30 días. En unos 56 días, se producen los primeros vuelos de los cigoñinos.

Las cigüeñas de la Península Ibérica migran al finalizar la reproducción a una gran zona conocida como el Sahel, situada al sur del Sahara. En el continente africano permanecen desde octubre hasta enero, regresando entonces a sus nidos para comenzar con las tareas de reproducción. Estas idas y venidas las realizan a través del Estrecho de Gibraltar, el lugar de menor extensión de mar entre Europa y África. El comienzo de estos viajes suele estar precedido de importantes concentraciones, especialmente entre los meses de julio a septiembre, cuando en zonas propicias pueden llegar a reunirse varios miles de aves.

Actualmente una parte importante de la población de cigüeñas ha reducido este viaje, pasando el invierno en la península ibérica, principalmente en la zona sur, mientras que otras aves llegan a permanecer todo el año en las áreas de reproducción. En la actualidad las nuevas tecnologías están colaborando en la elaboración de estudios sobre la migración de las cigüeñas. Cigüeña blanca (Ciconia ciconia)Así existen numerosos proyectos que empleando transmisores vía satélite consiguen obtener una precisa y valiosa información sobre su comportamiento fuera del periodo reproductor; como por ejemplo el programa Migra de SEO/Birdlife, en el cual se han marcado dos ejemplares adultos en los alrededores de las lagunas de Alcázar de San Juan. Para ello han empleado distintos tipos de dispositivos de seguimiento remoto: emisores satélites GPS y emisores GSM-GPS, que permiten la localización de cada ave con gran exactitud varias veces al día, y envían la información periódicamente. Así conocemos casi en tiempo real la posición de cada cigüeña marcada, y es posible seguir diariamente sus movimientos. En el caso de estos ejemplares, bautizados con el nombre de Marta y Ángel se ha visto que no tienen movimientos migratorios, permaneciendo en las cercanías de sus zonas de reproducción durante todo el año.