LIFE Humedales de La Mancha

Restauración de albardinales y estepas salinas

 

Humedales de Quero. LIFE Humedales de La Mancha

En el municipio de Quero, provincia de Toledo, se encuentran la Laguna Grande y la Laguna del Taray. Una y otra son muy distintas debido a las diferentes condiciones de salinidad de sus aguas.

 

La Laguna del Taray es un magnífico ejemplo de llanura de inundación, asociada a las aguas estacionales del río Riánsares. La existencia de zonas de aguas profundas conocidas como “ojos”, unida a grandes extensiones de vegetación palustre, la convierten en un auténtico paraíso para las aves, en especial para los patos buceadores. El pato colorado (Netta rufina), el porrón común (Aythya ferina), la focha común (Fulica atra) o la amenazada malvasía cabeciblanca (Oxyura leucocephala) son nidificantes habituales.

 

Humedales de Quero. LIFE Humedales de La Mancha

Las manchas de carrizo, castañuela y masiega sirven como lugar de reproducción para el aguilucho lagunero (Circus aeruginosus), la garza imperial (Ardea purpurea) y el avetoro (Botaurus stellaris), especie esta última de la que tan solo se reproducen unas pocas decenas de parejas en España y que está catalogada como “En Peligro Crítico” en el Libro Rojo de las Aves de España.

 

La Laguna Grande junto con las vecinas lagunas de Tirez y Peña Hueca en Villacañas constituyen un grupo muy interesante de lagunas hipersalinas. Son auténticos laboratorios naturales, las sales de sus cubetas originan curiosas formaciones, exclusivas de este tipo de ecosistema.

 

Humedales de Quero. LIFE Humedales de La Mancha

La estrategia del taray El taray es un pequeño árbol muy adaptado a los humedales manchegos, sus raíces buscan el nivel freático con insistencia, de esta forma puede resistir una fuerte sequedad ambiental. Pueden vivir en suelos con altas concentraciones salinas. Absorben la sal de las capas del suelo, concentrándola en sus hojas y desde allí la van depositando en la superficie del suelo, donde se acumula, limitando el crecimiento de otras plantas a su alrededor.

 

Laguna Grande

La Laguna Grande de Quero tiene una superficie de 72 ha y es hipersalina, razón por la que se explotaba hasta tiempos recientes la sal concentrada con fines industriales. En algunos veranos, la costra salina que cubre el suelo de la cubeta lagunar se abomba al secarse el substrato arcilloso subyacente.

 

Laguna del Taray

Humedales de Quero. LIFE Humedales de La Mancha

La Laguna del Taray tiene una superficie de 12 ha. Sus aguas hiposalinas proceden de los ríos Riánsares y el Cigüela. Aunque estos lleguen a secarse durante el verano, la laguna suele conservar agua de forma permanente. Su profundidad varía entre 1 y 2,5 m. Antes de 1970 la laguna presentaba un buen grado de conservación, con gran abundancia en vegetación y avifauna. Posteriormente los vertidos industriales y urbanos que llegaban por el río Riánsares determinaron el grave deterioro ambiental del humedal. Hoy en día sus valores naturales están siendo recuperados en gran medida.


 

Las lagunas vistas desde arriba

 

Humedales de Quero. LIFE Humedales de La ManchaHumedales de Quero. LIFE Humedales de La Mancha